CLIMA


CÓDIGO: P07-RNM-02938

Índices para el diagnóstico de tendencias climáticas en el mar Mediterráneo

INVESTIGADOR PRINCIPALFrancisco Criado Aldeanueva fcriado@uma.es
ENTIDADJunta de Andalucía, Consejería de Innovación Ciencia y Empresalogo-junta.gif
PERIODO01/06/2008 - 31/05/2012
MIEMBROS
  • Jesús García Lafuente glafuente@ctima.uma.es
  • Javier Delgado Cabello jdcabello@uma.es
  • Antonio Sánchez Roman antonio.sanchez@ctima.uma.es
  • José Carlos Sánchez Garrido jcsanchez@ctima.uma.es
  • Javier Soto Navarro javiersoto@uma.es

  • OBJETIVOS

    El objetivo principal del proyecto es la elaboración de índices climáticos relativamente simples (evaporación/precipitación/descarga de ríos, pérdida de flotabilidad, flujos de energía,...) que resuman la enorme cantidad de datos climáticos actualmente disponibles en bases de datos de libre acceso y que puedan ser usados como herramienta de diagnóstico del cambio climático. En particular, es importante que estos índices permitan diferenciar la variabilidad climática interanual de la tendencia climática. Puesto que el impacto del cambio climático de mayor trascendencia es el que sufren las aguas profundas, se prestará especial atención a la elaboración de los índices en las regiones donde se forman esas aguas (cuenca Levantina, Golfo Levn, Mar Egeo, Adriático). Debido a que la información que se recibe hoy día sobre las tendencias y el cambio climático es, a menudo, contradictoria, es un objetivo ineludible dotar al presente estudio del mayor rigor posible. Para ello, se analizarán bases de datos de distinta naturaleza (hidrológicas, meteorológicas) y se combinarán con las observaciones remotas de satélites, muy abundantes en los últimos años. Por último, se tratará de establecer la relación entre las causas y los efectos producidos en términos de correlaciones entre los distintos índices obtenidos. Este objetivo permitirá identificar qué parámetros juegan un papel primordial en los cambios climáticos y cuáles un papel más secundario.

    RESULTADOS

    En relación con las temperaturas del aire y del mar

    El promedio anual de la temperatura del aire sobre el Mediterráneo en el periodo 1948-2009 oscila entre un mánimo de 16.2 ºC en 1956 y un máximo de 17,7 en 1994, con un valor medio de 16.9 ºC. Se observa una tendencia positiva para toda la serie de 0.012-0.003 ºC/año que, si consideramos los datos a partir de 1956 pasa a ser de 0.020-0.005 ºC/año. Hasta principios de los ochenta, la serie presenta anomalías negativas y, a partir de entonces, comienza un periodo de anomalías positivas con muy pocas excepciones. La cuenca del mar Jónico es la más sensible a esta tendencia positiva. El promedio anual de temperatura superficial del mar (SST) en el periodo 1985-2009 oscila entre los 17.1 ºC de 1987 y los 18.3 ºC de 2003. La tendencia de la serie es claramente positiva, de 0.05 - 0.01 ºC/año, aunque hay indicios que apuntan a que se está suavizando en los últimos años.

    En relación con el balance de calor

    El ciclo estacional de calor total es positivo (hacia el océano) entre Marzo y Septiembre con máximo en Junio (143 W/m2) y negativo (hacia la atmósfera) durante el resto del año con mínimo en Diciembre (-152 W/m2). A escala anual, la radiación de onda corta es la única contribución positiva con un valor medio en torno a 186 W/m2. Las demás contribuciones son negativas con valores medios de -93 W/m2, -77 W/m2 y -15 W/m2 para el calor latente, la radiación de onda larga y el calor sensible, respectivamente. Como resultado, se obtiene un balance prácticamente neutro de 0.7 W/m2. El balance es positivo (~12 W/m2) en el Mediterráneo occidental y negativo en la cuenca oriental (-6.4 W/m2), principalmente debido a las elevadas pérdidas de calor latente de esta cuenca (por encima de 100 W/m2) que no compensan la también mayor radiación solar incidente.

    En relación con el déficit hídrico

    El déficit hídrico, evaporación menos precipitación (E-P), presenta un ciclo estacional con un rango de variación (max-min) comprendido entre 582 mm/año y 644 mm/año (dependiendo de la base de datos seleccionada), máximo en Agosto-Septiembre y mínimo en Mayo. El promedio de largo término para todo el Mediterráneo es de ~680 mm/año y es casi un 70% mayor en la cuenca oriental debido a una mayor evaporación y menor precipitación. La tendencia para el periodo 1948-2009 es de 1.6-0.9 mm/año2, lo que implica un déficit creciente, en el que es dominante el papel del descenso en la precipitación. Hay indicios que apuntan a la existencia de un ciclo de largo periodo (~ 40 años), sobre todo para E (que también se refleja en la serie de calor latente) y P, que podrá estar vinculado al forzamiento atmosférico de largo término y, por tanto, podrá tener reflejo en índices climáticos basados en los campos de presión.

    ARCHIVOS

    Back to Top